Criterios de Evaluación

· La evaluación de los aprendizajes de los alumnos/as que cursan ciclos formativos se realizará por módulos profesionales y será continua, es decir, debe basarse en un conjunto de actividades que se desarrollen de forma progresiva en el tiempo.

· La aplicación del proceso de evaluación continua requerirá, en la modalidad presencial, la asistencia regular a clase de los alumnos/as, y la participación en todas las actividades programadas para los distintos módulos profesionales del ciclo formativo. A este respecto, la falta a clase de modo reiterado puede provocar la imposibilidad de la aplicación correcta de los criterios generales de evaluación y la propia evaluación continua, por lo que se establecen las siguientes normas:

§ Los alumnos/as tienen obligación inexcusable de asistencia a clase. Si por cualquier circunstancia no pudieran cumplir con dicha obligación, deberán optar por la modalidad de enseñanza a distancia.

§ Como consecuencia de ello, la inasistencia al 20% de horas del módulo correspondiente, supondrá la pérdida del derecho a la evaluación continua, teniendo el alumno/a que realizar, para poder obtener una calificación positiva en el módulo, un examen final y especial. Para presentarse a este examen, será necesario que presente las mismas actividades que se le hayan exigido al resto de alumnos/as, de acuerdo con lo establecido en las correspondientes programaciones. No obstante, el alumno/a no pierde su derecho a asistir a clase, por lo que podrá seguir asistiendo y realizando las actividades programadas.

§ Sólo, y a criterio del profesor/a, no se computarán en dicho porcentaje del 20%, las faltas de asistencia debidamente justificadas, tanto en tiempo como en forma y que correspondan a causas de fuerza mayor; entendiéndose por tales:

· Enfermedad propia.

· Nacimiento de hijo/a.

· Fallecimiento, accidente o enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad.

· Todas aquellas situaciones que sean inevitables e inexcusables para el alumno/a, como por ejemplo: el ser miembro de un jurado, asistencia a juicios, citaciones oficiales…

Cualquiera de estas situaciones deberá estar correctamente documentada para su justificación. Entendiéndose como tal, los certificados oficiales correspondientes, o las justificaciones pertinentes a cada situación y expedidos por la autoridad competente en cada caso (justificante médico, parte de asistencia ambulatoria, etc.). En dichos documentos justificativos deberá figurar la fecha o fechas, del acto que los generan.

· La evaluación de los alumnos/as será realizada por el profesor/a que imparta cada módulo profesional del ciclo formativo, de acuerdo con los resultados de aprendizaje, los criterios de evaluación y contenidos de cada módulo profesional, así como las competencias y objetivos generales del ciclo formativo asociados a los mismos. En el módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo, el tutor/a laboral designado por la empresa, colaborará en el proceso de evaluación con el profesor/a encargado del seguimiento.

La evaluación tendrá en cuenta los tres tipos de contenidos (conceptos, procedimientos y actitudes).

Las calificaciones de los módulos profesionales, se expresarán mediante una escala numérica de 1 a 10 sin decimales (excepto las del Proyecto Integrado –en ciclos formativos LOGSE hasta su extinción- y Formación en Centros de trabajo, que se expresarán como Apto o No Apto); considerándose positivas las calificaciones iguales o superiores a 5. La calificación de cinco, la obtendrán aquellos alumnos/as que sólo hayan alcanzado los objetivos mínimos, especificados en cada una de las programaciones de los módulos profesionales.

El procedimiento para llevar a cabo la evaluación tendrá en cuenta los siguientes extremos:

A) Uno de los instrumentos es la consideración sobre el trabajo diario que los alumnos/as deben realizar, atendiendo así al carácter formativo de la evaluación continua. Unos serán corregidos en clase por el propio alumno/a y otros los recogerá el profesor/a para su análisis y calificación. En esta línea, el profesor/a llevará una ficha o control de cada alumno/a donde registrará y valorará los resultados del trabajo diario de los alumnos/as (trabajos recogidos aleatoriamente para su corrección y calificación, preguntas orales, puesta en común de resolución de ejercicios, etc.).

B) En cuanto a los exámenes de evaluación, podrán contener cuestiones teóricas o prácticas, dependiendo de los resultados de aprendizaje que se pretenda evaluar. Será necesario tener todos los exámenes parciales aprobados para superar la evaluación. El alumno/a que suspenda algún parcial podrá realizar un examen de recuperación. Si el resultado es positivo, se realizará la media aritmética con los demás exámenes parciales aprobados, en caso contrario se suspenderá la evaluación correspondiente.

Previamente a la realización de éste examen de recuperación, si se estima que el alumno/a necesita un refuerzo para alcanzar los objetivos, se le entregará material elaborado por el profesor/a, en función de las carencias observadas, con un método diferente o simplemente como mayor ejercitación de un concepto o procedimiento.

Antes de la evaluación final, los alumnos/as que mantengan alguna parte del curso suspensa, podrán realizar un examen de recuperación de la materia impartida en las evaluaciones en que mantenga una calificación negativa.

C) La ponderación que se aplicará para obtener la calificación de un alumno/a será la siguiente:

· 70%: Calificación de las pruebas de evaluación.

· 20%: Trabajos en clase o casa (corregidos o expuestos en clase, preguntas orales, etc.).

· 10%: Actitudes y valores, como puntualidad, participación, comportamiento, disposición, ayuda a los demás,...

· La programación de cada módulo profesional podrá exigir, en determinadas pruebas, una puntuación mínima para proceder al cálculo de la media ponderada reseñada anteriormente.

D) Cada falta de ortografía, tanto en pruebas escritas, como en actividades o trabajos, descontará 0,2 puntos dentro del valor global asignado a dicha prueba o trabajo (suponiendo que se valore sobre 10 puntos, de otra forma se aplicará un criterio proporcional). Esta calificación negativa se podrá rectificar si el alumno/a presenta 5 frases distintas en las que intervenga la palabra en la que se ha cometido la falta.

E) Para valorar las actitudes se tomará en consideración la información registrada en el cuaderno del profesor/a y se aplicarán los siguientes criterios:

· Las faltas de puntualidad descuentan 0,1 puntos.

· Las faltas de asistencia sin justificar y las de comportamiento 0,2 puntos.

El profesorado podrá establecer mecanismos para que el alumnado pueda recuperar la puntuación correspondiente a faltas de comportamiento.

F) Aquellos alumnos/as que hayan perdido el derecho de evaluación continua, con arreglo a lo establecido en el Proyecto Educativo del centro, serán calificados por medio de una prueba de carácter teórico-práctico que se realizará a final de trimestre. Para que el alumnado afectado pueda realizar esta prueba, deberá entregar, al inicio de la misma, todas aquellas actividades que hayan realizado sus compañeros a lo largo del trimestre. En aquellos casos en que la actividad, debiera haberse realizado, necesariamente en clase, los resultados de aprendizaje que se pretendiera evaluar con la misma, se evaluarán mediante cuestiones teórico-prácticas que se inserten en la prueba que se realice. En cualquier caso, la ponderación será del 80% para la prueba y del 20% para las actividades.

G) Cuando la programación didáctica de un módulo o materia, así lo establezca, el profesor/a podrá exigir la realización de trabajos individuales o en grupo. Tanto la realización de estos trabajos como su exposición podrán tener carácter obligatorio. Al profesor/a se le entregará el trabajo general, (que será calificado como un trabajo de casa o clase), y un breve resumen del mismo.

El profesor/a podrá realizar una prueba escrita del conjunto de extractos/resúmenes recibidos por parte de los distintos grupos, tratándose de un parcial más dentro de la evaluación correspondiente.


PARTICIPACIÓN DE LOS ALUMNOS/AS Y SUS FAMILIAS EN EL PROCESO DE EVALUACIÓN

Los alumnos/as, y en caso de que éstos sean menores de edad, sus padres o tutores legales participarán en el desarrollo del proceso de evaluación a través de los siguientes mecanismos:

· Publicidad de los criterios de evaluación comunes. Desde principios de curso se harán públicos los criterios de evaluación comunes en el tablero de corcho de cada una de las aulas de referencia de los cursos de Formación Profesional Específica. Así mismo, el tutor/a de cada curso informará a su grupo de alumnos/as, y en el supuesto de que éstos sean menores de edad, también se informará a sus padres, en la reunión que preceptivamente debe mantenerse con los mismos, al comenzar el curso escolar.

· Publicidad de los criterios de evaluación específicos de cada módulo profesional. De igual forma, el profesor/a encargado de impartir cada uno de los Módulos Profesionales que integran un Ciclo Formativo, hará público al comenzar el curso, los resultados de aprendizaje, contenidos, metodología y criterios de evaluación de dichos Módulos Profesionales, así como los requisitos mínimos exigibles para obtener una calificación positiva en ellos. Dicha información será transmitida verbalmente al grupo de alumnos/as en una de las primeras clases del curso, al tiempo que debe quedar fijada en el tablero de corcho del aula en la que se imparta el Módulo Profesional correspondiente. En el supuesto de alumnos/as menores de edad, dicha información será transmitida a los padres, por el tutor/a del grupo, en la reunión que preceptivamente debe mantener con los mismos, al comenzar el curso.

· Publicidad de los resultados del proceso de evaluación. Después de cada sesión de evaluación parcial, así como una vez realizada la sesión de evaluación final, los alumnos/as y, en caso de que éstos sean menores de edad, sus representantes legales, tendrán derecho a recibir la siguiente información:

* Por escrito. El tutor/a informará sobre el aprovechamiento académico y la evolución de su proceso de aprendizaje, incluyendo las calificaciones obtenidas en los módulos profesionales cursados, así como los consecuentes efectos de promoción y, en su caso, de titulación.

* Verbal. El tutor/a o cualquier profesor/a del equipo educativo con el que se solicite una entrevista, aclarara y/o completará la información escrita que se haya transmitido de acuerdo con el apartado anterior.

· Reclamaciones sobre la evaluación final. Los alumnos/as tienen derecho a ser evaluados conforme a criterios de plena objetividad. Para garantizar este derecho, los alumnos/as o sus representantes legales podrán formular reclamaciones sobre la evaluación final de acuerdo con el procedimiento legalmente establecido.


EVALUACIÓN INICIAL

Al finalizar el primer mes desde el comienzo de las actividades lectivas, se convocará una sesión de evaluación inicial de la que se levantará acta según modelo oficial. En dicha sesión, el tutor/a del grupo deberá facilitar información sobre cada uno de los alumnos/as, en relación a sus circunstancias académicas y personales con incidencia educativa. En concreto deberá informar sobre:

· Edad del alumno/a.

· Estudios académicos o enseñanzas de formación profesional previamente cursadas, tanto en el sistema educativo como dentro de la oferta de formación para el empleo, expresando, cuando conste, nota media obtenida.

· El acceso mediante prueba para el alumnado sin titulación, con indicación de la nota obtenida.

· Períodos en los que no ha realizado estudios ni actividad laboral alguna.

· Informes o dictámenes específicos del alumnado con discapacidad o con necesidades específicas de apoyo educativo.

· La experiencia profesional previa, con indicación de los períodos de trabajo, puestos ocupados y actividades desarrolladas.

· La matrícula condicional de los alumnos/as pendiente de homologación de un título extranjero.

· Expectativas del alumno/a en relación con los estudios de formación profesional que inicia.

Para obtener esta información, el tutor/a:

· Indagará en la información contenida en el expediente académico del alumno/a.

· Pasará cuestionarios a los alumnos/as, y en su caso, a las familias de los mismos/as.

· Cuando se estime conveniente, realizará entrevistas personales a los alumnos/as que faciliten una mejor integración de toda la información necesaria.

Además, todo el profesorado, con competencia educativa en el curso que se esté evaluando, aportará cuanta información haya obtenido del alumno/a a través de la observación y las actividades realizadas en las primeras semanas del curso académico.